Follow by Email

viernes, 13 de marzo de 2015

El cerebro y las lenguas



EL CEREBRO Y LAS LENGUAS

                Aprender idiomas a cualquier edad

Un tema muy interesante es la relación entre el aprendizaje de idiomas y el funcionamiento de nuestro cerebro. Hoy en día se habla mucho de las ventajas de aprender idiomas durante la infancia porque el cerebro es más flexible y los niños aprenden sin darse cuenta. Hay muchos estudios que confirman esta teoría. Sin embargo, creo que siempre puede aprenderse un idioma si se tiene la motivación suficiente y a un nivel más que satisfactorio. A veces escuchas a gente que se niega a aprender un idioma diciendo que “cada cosa a su tiempo” y que “ya no tiene edad”. Creo que es un planteamiento muy equivocado: la edad en parte nos la ponemos nosotros y lo más importante son las ganas de aprender y la dedicación. Por eso animo a personas de cualquier edad a aprender idiomas: siempre tiene un efecto positivo para nuestro cerebro, lo mantiene entrenado y lo protege del Alzheimer. Un estudio llevado a cabo por un equipo de la universidad canadiense de York reveló que las personas que hablan varios idiomas pueden retrasar la aparición del Alzheimer un promedio de cinco años. 


¿Qué ocurre en el cerebro cuando utilizamos el lenguaje?

                Los expertos hablan de dos zonas implicadas en el lenguaje: el área de Broca, situada en casi todas las personas diestras y en el 60% de las personas zurdas en el hemisferio izquierdo del cerebro y el área de Wernicke, conectada con la anterior y también presente en el hemisferio izquierdo. El área de Broca se encarga, entre otras cosas, de los procesos de decisión y las personas que hablan varios idiomas usan más a menudo este área que las que no, teniendo que elegir en cada ocasión una palabra concreta en un idioma determinado para expresar una idea. 

                La conocida conexión entre el área de Broca y de Wernicke podría complicarse, según estudios recientes como el que recoge el artículo de Larry Taylor  “How the language you speak changes your brain”, en el World Economic Forum: 
https://agenda.weforum.org/2015/02/how-the-language-you-speak-changes-your-brain/
Este artículo señala una diferencia en la conexión del cerebro entre los hablantes nativos de inglés y los hablantes nativos de chino. En los angloparlantes, había una mayor conexión entre el área de Broca y el área de Wernicke, mientras que una zona del hemisferio derecho se activaba únicamente en los hablantes de chino, algo fuera de la red clásica del lenguaje que se centraba en la conexión entre el área de Broca y el área de Wernicke. La implicación de esa zona del hemisferio derecho puede darse por la naturaleza tonal del chino, de modo que podría darse en otras lenguas  tonales. El estudio también revela que todavía no se ha estudiado en profundidad la conexión de las distintas áreas del cerebro en la producción del lenguaje.                    



Otro estudio interesante se está llevando a cabo en nuestro país. Es el proyecto denominado BRAINGLOTT, que compara el funcionamiento del cerebro en personas bilingües y monolingües. El proyecto destaca la situación privilegiada de España para este estudio, debido a la presencia de población monolingüe y de población bilingüe que habla dos idiomas tan similares como el español y el catalán y población bilingüe que habla idiomas tan dispares como el español y el euskera.

Más ventajas de aprender idiomas

Por un lado, está la ventaja de prevenir enfermedades como el Alzheimer (como aparece en este artículo alemán que habla de estudios con bebés y la curiosa historia de un señor de Flandes que habla 30 idiomas): http://www.welt.de/wissenschaft/article13621609/Mehrsprachigkeit-verschafft-geistigen-Vorsprung.html

Por otro lado, existen ventajas como un mayor desarrollo de la creatividad y una mayor capacidad para entender el punto de vista de los demás, como defiende un interesante artículo alemán que aparece en Spektrum: http://www.spektrum.de/alias/bilingualitaet/mehrsprachigkeit-macht-klug/1193092

Además, están las ventajas más evidentes de poder comunicarse con un mayor número de personas y de tener mejores posibilidades dentro del mundo laboral.

También existe una pequeña desventaja para los hablantes de varias lenguas: son más lentos a la hora de hablar y parecen tener más dificultades para encontrar la palabra adecuada. No obstante, esta lentitud es de milésimas de segundo y su capacidad para cambiar de una lengua a otra les permite adaptarse mejor a los cambios de tareas variadas.

 

Para obtener más información de mis servicios: elisam-translator.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario